Rejuvenecimiento facial

  • Rejuvenecimiento facial

La piel es un órgano externo que envejece con nosotros y es uno de los principales referentes de la sensación de belleza en el ser humano.

En envejecimiento cutáneo facial es un fenómeno que resulta de la suma de:

  • El envejecimiento cronológico, el paso de los años.

  • Factores genéticos

  • El daño solar

  • Factores ambientales como el tabaco, el alcohol, la dieta, deshidratación…

Este envejecimiento se traduce en una pérdida de colágeno, que produce en la piel cambios importantes: la piel se vuelve más fina, pierde firmeza y hace que los gestos se marquen más y aparezcan las arrugas.

El rejuvenecimiento facial es un tratamiento que consigue una visible mejoría de la piel sin un período de convalecencia:

  • Mejora la calidad de la piel

  • Aporta luminosidad

  • Ayuda a cerrar poros dilatados

  • Reduce las arrugas finas.

La tecnología que nos ofrece estos efectos no ablativos de la epidermis y, mínimos efectos secundarios, es el láser fraccionado. El láser fraccionado es un láser muy seguro.

El láser fraxel emite haces térmicos que calientan la superficie a tratar y estimulan la formación de colágeno. Estos haces penetran en las capas profundas de la piel, activando la capacidad regeneradora de las células.

El tratamiento tiene una duración de aproximadamente 20 minutos, si el paciente lo desea, puede aplicarse previamente una crema anestésica. El paciente puede hidratar la piel, utilizar maquillaje y volver a su actividad normal.

Después del tratamiento, dependiendo de cada paciente , puede aparecer un pequeño edema durante 2 ó 3 días. La piel permanece enrojecida 2 ó 3 días, pasando los días sucesivos a tener un tono bronceado y sufrir una ligera descamación que permite la renovación del tejido.

El paciente no debe exponerse al sol para evitar cualquier riesgo de pigmentación. Es necesario aplicar fotoprotectores al menos durante un mes.

El tratamiento se puede repetir a los 7 días, se pueden requerir de 3 a 5 sesiones dependiendo de las características de cada paciente.

El efecto es visible en los primeros días, pero en los meses siguientes continúa la mejoría debido a la regeneración que se va produciendo en las zonas más profundas de la piel, gracias a la síntesis del nuevo colágeno.

Puede combinarse con otras técnicas de rejuvenecimiento no invasivos como peelings, ácido hialurónico, tóxina botinílica…


Otros tratamientos de Medicina estética facial

Compartir