Reeducación alimentaria

  • Reeducación alimentaria

La modernización de la sociedad y los nuevos estilos de vida, han supuesto una serie de cambios que afectan inevitablemente a los hábitos y preferencias alimenticias:

  • Se dedica menos tiempo a la compra de alimentos.

  • Se dedica menos tiempo a la elaboración de las comidas.

  • Se prefieren los alimentos procesados con exceso de conservantes y de grasas saturadas, pero bajo contenido en nutrientes.

Pero las campañas educativas institucionales junto con los programas de divulgación, no son suficientes para impulsar la educación nutricional en los ciudadanos. Es sabido que la mera información no es suficiente para modificar los comportamientos, la modificación de conducta hacia hábitos orientados a la salud requiere:

  • La interiorización de lo aprendido

  • La motivación para querer hacerlo

Y para ello este proceso educativo requiere:

  • Un acercamiento a la situación particular de cada persona.

  • Un proceso continuo y dinámico de transmisión de conocimientos.

  • Facilitar herramientas motivacionales.

Pero mejorar la alimentación, cambiar los hábitos alimenticios no debería ser planteado como un sacrificio constante sino como un proceso tranquilo que compense y en el que nos sintamos bien. Para iniciar ese proceso de reeducación alimentaria proponemos los siguientes pasos:

  • Analizar la alimentación habitual

  • Señalar los errores

  • Proponer mejoras

  • Acompañamiento en el cambio de hábitos

Es importante la reeducación del paciente para que aprenda a comer bien y de forma equilibrada, insistiendo así mismo en la práctica de ejercicio de forma regular como complemento indispensable.

La reeducación alimentaria está orientada a aprender sobre la influencia que ejerce la alimentación sobre la salud varias veces al día, todos los días del año y todos los años de nuestra vida.


Otros tratamientos de Nutrición

Compartir

Categorías