Manchas solares

  • Manchas solares

Con el paso de los años, pueden aparecer en la piel, en las zonas más expuestas al sol como son la cara, las manos y el escote, unas manchas marrones de diferente tamaño y forma: las manchas solares o lentigos.

Los factores que inciden para su aparición son fundamentalmente: el fototipo de piel, la edad y la exposición solar. Para prevenir su aparición se deben utilizar a diario y durante todo el año fotoprotectores.

Pero, una vez estas manchas han aparecido, el tratamiento más efectivo para eliminarlas es el láser Q-switched, que debe ser aplicado por un médico estético o un dermatólogo. Este láser está especialmente diseñado para eliminar las lesiones pigmentarias sin dañar la piel sana.

El tratamiento es muy seguro y efectivo, no existiendo riesgo de cicatriz. El paciente experimenta una ligera molestia, pero no requiere anestesia. Tras el tratamiento, las manchas permanecen irritadas pasando posteriormente a un color morado que va desapareciendo a lo largo de los días. Recomendamos no tener previsto ningún acto social o laboral en los 5-7 días posteriores al tratamiento, aunque pueden cubrirse con maquillaje sin problema.

Las manchas desaparecen fácilmente en 1 ó 2 sesiones.

Este tratamiento se realiza en los meses de noviembre a abril con el fin de evitar la exposición solar post-tratamiento.

Con la desaparición de las manchas conseguimos que la piel adquiera un tono más uniforme, más joven. Es uno de los tratamientos iniciales recomendados para comenzar un rejuvenecimiento facial.


Otros tratamientos de Medicina estética facial

Compartir