Sudoración excesiva

  • Sudoración excesiva

Que las manos suden en una situación nerviosa, los pies lo hagan en una caminata o las axilas al realizar un esfuerzo físico es totalmente normal y más si se acompaña de altas temperaturas. Pero existen personas en las que las glándulas sudoríparas producen un exceso de sudor, en algunos casos, sin ninguna relación con la temperatura ambiental o el estado emocional. Esta sudoración excesiva se conoce medicamente como hiperhidrosis.

El exceso de sudoración es debido a que un fallo del sistema nervioso simpático origina en el organismo más sudor del que necesita para regular la temperatura corporal.

La hiperhidrosis se produce con mayor frecuencia en las axilas, palmas de las manos y plantas de los pies. Se trata de una afección que en ocasiones provoca inseguridad y estrés emocional a las personas que lo padecen.

Uno de los tratamientos que permiten mejorar la hiperhidrosis primaria es la aplicación de Botox (uno de los nombres comerciales de la toxina botulínica tipo A). La aplicación del producto en las glándulas sudoríparas produce una inhibición en las mismas que de este modo frenan la producción de sudor.

Los efectos del tratamiento comienzan a notarse a los 2-4 días posteriores a su aplicación.

La duración del efecto suele variar, pero oscila sobre los 6-8 meses.

La clínica ATP ha obtenido de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid la preceptiva autorización para su administración.


Otros tratamientos de Medicina estética corporal

Compartir