Cicatrices de acné

  • Cicatrices de acné

Las cicatrices de acné son un problema muy frecuente en pacientes que han padecido esta enfermedad del folículo piloso. Una vez se ha curado, se pueden comenzar a tratar las molestas cicatrices que ha podido producir en la piel.

En la actualidad estas cicatrices son tratables y pueden mejorarse notablemente. El Láser Fraxel es una de las opciones más seguras y con mejores resultados en el tratamiento de las cicatrices de acné.

Este láser tiene la capacidad de llegar a gran profundidad en la piel, estimulando con eficacia la formación de colágeno que consigue mejorar las cicatrices. La aplicación del láser Fraxel genera calor, por lo que el cabezal va acompañado de un sistema de frío que disminuye el calor y permite utilizar altas energías sin anestesia.

Si el paciente lo desea puede aplicarse anestesia tópica en la zona a tratar una hora antes.

Sentirá la sensación de una ligera quemadura durante una hora y después no habrá molestias. Existirá una inflamación en la zona tratada que desaparecerá en 2 ó 3 días.

Los pacientes pueden reanudar sus actividades al día siguiente del tratamiento y también podrán maquillarse y afeitarse.

Los estudios clínicos sugieren que un régimen de tratamiento eficaz tenga entre 3 y 5 sesiones. Es un tratamiento gradual y seguro.


Otros tratamientos de Medicina estética facial

Compartir