Alopecia androgenética

  • Alopecia androgenética

La alopecia androgenética, también denominada calvicie común en los varones y pérdida hereditaria en las mujeres, es la causa más frecuente de pérdida de cabello tanto en varones como en mujeres. Está producida por tres factores: la herencia, las hormonas masculinas o andrógenos y la edad.

Se inicia en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta en ambos sexos y a menudo se expresa por completo alrededor de los 40 años de edad.

Según varias estadísticas, afectaría a alrededor de un 25% de los varones entre los 25 y 35 años, a un 40% de los mayores de 40 años y a un 50% de los mayores de 50 años, aumentando el porcentaje a medida que consideremos grupos de edad más avanzados. En las mujeres podrían verse afectadas en torno al 28%, aunque no existen estudios amplios al respecto.

En la alopecia androgenética, el fenómeno fundamental, tanto en el hombre como en la mujer, es la miniaturización progresiva del folículo piloso en determinadas áreas del cuero cabelludo, que acaba transformándose desde pelo terminal hasta vello y finalmente desaparece. Se trata de un proceso espontáneo e irreversible y que se suele iniciar desde la adolescencia, debido al aumento de las cifras y actividad de los andrógenos. Existen varios andrógenos que pueden actuar sobre el folículo con un grado de actividad diferente, siendo el más activo la hormona dehidrotestosterona.

El patrón de alopecia androgenética en los varones varía desde la acentuación de las entradas, pasando por la pérdida difusa en la zona media por encima de la frente y/o de la coronilla, hasta la pérdida de todo el cabello salvo el localizado en los márgenes posterior y laterales de la cabeza. La diferencia fundamental con las mujeres es que éstas no llegan a quedarse completamente calvas. Las mujeres presentan una pérdida difusa del cabello, a menudo con más afectación en la región superior central, sin retroceso de la línea de implantación del pelo, y es posible que quede visible el cuero cabelludo.

Por tanto, en la alopecia androgenética se produce un acortamiento y adelgazamiento de los cabellos, que se denominan cabellos miniaturizados. Estos cabellos muestran una pérdida importante de diámetro y longitud y son el rasgo definitorio de la alopecia androgenética. La calvicie transforma un cabello largo, grueso y pigmentado, en un cabello fino, más claro y velloso.

Existen varios tratamientos de este tipo de alopecia:

  • Productos placebo. Entendemos por placebo aquella sustancia que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto curativo si el que lo recibe está convencido de que la sustancia posee realmente tal acción. Aunque no son placebos en el sentido estricto, el mercado se encuentra saturado de preparados a base de vitaminas y principios inmediatos que tienden a fortalecer el cabello. Su utilidad es más que dudosa, ya que realmente sólo se beneficiarían de su uso aquellas alopecias secundarias a un déficit determinado.

  • Minoxidil. Actúa aumentando el grosor del tallo piloso, así como reduciendo el porcentaje de pelos en fase de caída. Se utiliza en diferentes concentraciones. Es el tratamiento más eficaz por vía tópica.

  • Finasterida. Es un fármaco administrado por vía oral que bloquea el paso de testosterona a dehidrotestosterona, que es la hormona responsable en mayor medida de la alopecia androgenética. Se utiliza también en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Se ha demostrado que detiene en gran medida la alopecia y, en una proporción importante de hombres, estimula el crecimiento del cabello que se había miniaturizado.

  • Antiandrógenos por vía oral. En las mujeres pueden utilizarse antiandrógenos por vía oral: acetato de ciproterona, espironolactona o flutamida. Reducen la caída y la seborrea.

  • Tratamientos quirúrgicos. Se pueden realizar transplantes de cabello, en los que se implantan cabellos procedentes de las zonas posteriores o laterales de la cabeza en el mismo paciente. Existen además otras técnicas variables según la extensión y localización de la alopecia.


Otros tratamientos de Dermatología

Compartir

Categorías